CAPACITACIÓN QUE INSPIRA
SANAR A TRAVÉS DE LA CONCIENCIA

La razón de la enfermedad

[Aclaración: esta perspectiva de las dolencias y enfermedades no reemplaza ni pretende reemplazar ningún tipo de diagnóstico, tratamiento o indicación médica, sino simplemente acompañar el proceso de la sanación desde una visión nutritiva, pluralista, liberadora y constructiva.]





Creo que no hay verdades sino perspectivas que muchas veces cambian a medida que nuestra conciencia madura, por eso esta propuesta es simplemente un llamado a pensar, a investigar, a reflexionar, a sentir... a mirar en una forma diferente.
El propósito de esta información es humilde: simplemente acompañar a quien se interese con una visión novedosa e interesante, en la que el sentido común y el discernimiento serán como es costumbre el mejor timón. Que las fuertes velas del conocimiento se hinchen bien con el gran viento de la investigación y el descubrimiento.

Existe la luz
A la ausencia de luz, le llamamos oscuridad.
La oscuridad no existe por sí misma; solo es ausencia de luz.
La luz es clara como la conciencia; permite ver.
La oscuridad es como lo inconsciente.
Aquello que permanece en la oscuridad actúa e influye, aunque no podamos verlo...

"Aquello que desconocemos vuelve insistentemente en forma de destino" Carl G. Jung

La enfermedad es un llamado a la suave luz de la conciencia...

¿Qué es la conciencia?

Resumidamente es el "ancho de banda" que se percibe e interpreta de la realidad. Cuanta más conciencia, más elementos de la experiencia de la vida quedan integrados en la realidad individual.

El cambio es constante:

Inhalación promedio = ~350 ml de aire efectivos (~500 ml totales)
Ingresan moléculas de O2 y CO2, entre otras cosas
Para el metabolismo las células utilizan oxígeno y desechan CO2
Al exhalar se elimina mayoritariamente CO2 = intercambio
Respiración promedio = ~15 veces por minuto
Volumen respirado por minuto = 350 ml x 15 = 5.250 ml/min.
Por hora = 315.000 ml
Intercambio aproximado de aire por día = ~7.560 litros

Se estima que el cuerpo humano tiene en promedio unos 70.000.000.000.000 (setenta billones) de células.
Todos los días enormes cantidades de células mueren y enormes cantidades nacen. Todos los días nos renovamos.

¡Aún así a veces decimos ser siempre los mismos!
Con cada respiración cambiamos. A cada segundo cambiamos. Cambiamos permanentemente; inevitablemente. Somos diferentes a cada segundo. Mejoramos y evolucionamos a cada segundo.

¿Por qué enfermamos?

Enfermamos para sobrevivir:
Así como todo tiene un sentido, la enfermedad tiene siempre un sentido. Es útil, necesaria, vital para el individuo y para la evolución de la especie.
Enfermamos por amor a la vida; porque básicamente es un asunto de supervivencia: la enfermedad es una solución adaptativa de supervivencia.
Queremos y necesitamos sobrevivir, para poder vivir (vivir es mucho más que sobrevivir).
Debemos recordar que somos observadores proyectados en una experiencia física, antes que cuerpos físicos con un poco de autoconciencia.
La enfermedad se manifiesta en el cuerpo, pero no nace en él. No es correcto decir que se esta enfermo; sino más bien que el cuerpo expresa un conflicto. Al respecto sería útil cuestionarse:

¿Para qué me sirve?
¿Qué me trata de alertar esta dolencia?
¿Qué consigo con esto? (Qué hago / dejo de hacer / obtengo / cambia)
¿Qué y cómo cambia con esto mi vida y mi entorno?
¿A quién me parezco o "le soy fiel" con esto en mi historia familiar?

¿Qué es la enfermedad?

La enfermedad es una oportunidad para evolucionar; para sanar mucho más que el cuerpo.
Estamos acostumbrados a reconocer solamente una parte de la realidad de las enfermedades. El hielo visible del iceberg. Generalmente ese hielo que sobresale es el síntoma; es el dolor.
Pero hay otras perspectivas: la enfermedad como una solución de emergencia de nuestro sistema de supervivencia diseñada para garantizar la continuidad de la vida: del individuo, de la especie.
El ser humano es un ser holístico: físico, mental, emocional y espiritual. La sanación puede ser más eficaz si se aborda del mismo modo.

El estado natural del ser humano es la salud. La salud integral: física, mental, emocional y espiritual.

La enfermedad es la sombra de la salud (lo que no tiene luz).

Se ha visto y tratado a la enfermedad como un enemigo, como un problema, como algo a combatir; algo incierto, extraño, ajeno.
Gracias a la síntesis del propio desarrollo de la conciencia humana ya es posible comprender que la enfermedad es principalmente un desequilibrio; que tiene un propósito y un sentido, y que en cierta forma es un puente que ayuda a unir la atención consciente con dicho propósito y sentido. Ese proceso se conoce como sanación.

El dolor:

Cuando se rompe el equilibrio, el orden, surgen alarmas. Así el equilibrio puede ser restaurado. Una de esas alarmas es el dolor.
El ser humano es holístico: espiritual – mental – emocional y físico.
El dolor puede ser también espiritual, mental, emocional o físico, que es el más conocido.
Sea como sea, el dolor captura inevitablemente la atención, evidenciando la existencia de un conflicto (desequilibrio) que lo produce. Así la enfermedad, que produce dolor, es claramente un llamado de atención a la conciencia.

La enfermedad es una solución de emergencia, ¿frente a qué?

A un shock, conflicto o trauma intenso, inmanejable por quien lo padece, que dispara una alarma de peligro de muerte. Ese conflicto puede ser real, virtual, simbólico o imaginario, y puede ser un hecho concreto, una predicción estadística inconsciente, o incluso un suceso vivido por otro miembro de la familia.
Cuando un desequilibrio o conflicto es demasiado intenso o sostenido en el tiempo y no se toma conciencia al respecto, la enfermedad es la alarma del cuerpo físico —su último recurso— para llamar la atención sobre la situación originaria.

¿Por qué puede ser real, virtual, simbólico o imaginario?

Básicamente el sistema de supervivencia no distingue la diferencia.



Simplificándolo, nuestro cerebro tri-uno funciona así:
Cerebro humano: Neocorteza: ocupado fundamentalmente del lenguaje, los pensamientos abstractos, la imaginación, la conciencia > razones.
Cerebro mamífero: Sistema límbico: ocupado principalmente de las emociones, memorias, hábitos > decisiones.
Cerebro reptiliano: tronco cerebral y cerebelo: ocupado de la supervivencia. Tren estímulo – respuesta. Decisión frente a un peligro: lucha o huída > piloto automático. Este sistema, que opera a nivel inconsciente, es el que controla las respuestas biológicas de supervivencia que llamamos enfermedades.



¿Cómo funciona?

Básicamente si la amenaza detectada se considera manejable se optará por luchar, pero si la amenaza se considera superior, se optará por la huída (o parálisis).
Siempre brotará una respuesta desde el sistema de supervivencia.

Ejemplo: visualización del limón:
Imagina con intención y detalle que muerdes un gajo de limón fresco. Imagina como el jugo ácido inunda poco a poco tu boca...
¡Notarás que segregas saliva!



Explicación de la RBV:
Tu saliva no es virtual, simbólica o imaginaria... ¡es real! Tu circuito de supervivencia disparó una Respuesta Biológica Verdadera (RBV) frente al estímulo, sin diferenciar su origen.
No se distingue si el estímulo proviene de los sentidos, de la memoria o de la imaginación; si es real, virtual, simbólico o imaginario.
Ahora piensa en lo que podría provocar un gran susto a tu sistema biológico.
Ejemplo: una amenaza de muerte, en broma.

¿Cómo es una predicción estadística inconsciente?

Basado en estadísticas almacenadas previamente el circuito de supervivencia prevé determinados sucesos que podrían llegar a ocurrir y se adelanta proyectando una solución a fin de evitarlos.
Ejemplo: alguien que se ha accidentado a los 8 años, y nuevamente a los 16; inconscientemente prevé una posible repetición a los 24, siguiendo un ciclo preciso.
Es posible que su circuito de supervivencia haga algo para evitarlo; algo en exacta correspondencia con el tipo de peligro calculado; por ejemplo paralizarlo temporalmente para que "no salga de su casa" o bloquear la audición para "no oír" determinada cosa.

¿Cómo a través de otros miembros del clan?

Heredamos mucho más que el parecido a algunos de nuestros ancestros... También ciertos modales, preferencias, gustos, y también aspectos biológicos y psíquicos.
Ejemplo: en una familia en la que varios hombres han fallecido sincrónicamente a sus 40 años, un joven cumple 39 y comienza a sufrir repentinos ataques de pánico: la fecha clave se aproxima.

¿Las enfermedades se transmiten entre miembros de la familia?

Se transmiten los programas de supervivencia: el estilo de respuesta que la biología ha aprendido a presentar ante un determinado conflicto para hacerle frente.
Cuando un niño expresa una dolencia antes de los siete años de edad, esa respuesta biológica no le pertenece: es un programa que refleja un suceso vivido por sus padres. El pequeño "ya nace" con la solución eficaz activa como un programa de supervivencia adquirido.

¿Cómo se transmiten?

La vida es todo (sin la vida, nada tendría sentido).
La vida es experiencia, experimentación, descubrimiento, cambio.
Sin la vida, sin un observador, todo podría existir, pero nada tendría sentido. Así como el arte sin quien lo aprecie: la música sin quien la escuche. La pintura sin quien la observe.
La vida tiende al orden (se organiza, busca sobrevivir).
Cuando el orden se desorganiza, se invierte energía en reorganizarlo.
Ejemplos: la cicatrización; la soldadura de huesos dañados; la reposición de uñas.
Lo mismo ocurre con las familias, que son como árboles de vida organizados que se nutren, crecen, aprenden, se desarrollan y se transforman.
Cada rama habla de la situación del todo el árbol, y a su vez depende de él para existir. Sin árbol, no hay rama; y lo que le pasa a una rama, le pasa a todo el árbol.

La transmisión incluye dos aspectos: los logros y los pendientes.
Ejemplo: la empresa de pintura: un empleado pinta, mientras que otro es requerido para finalizar los pequeños detalles: ese será su propósito.
Esos compromisos inconscientes se llaman lealtades.

Las familias funcionan esencialmente como las empresas. Para tener un nuevo lugar, se debe cumplir alguna función. Esa función se llama Proyecto Sentido o Propósito Vital, y es programada aún desde antes de la gestación, de acuerdo a los anhelos y a las intenciones de los progenitores -conscientes e inconscientes- y las necesidades del clan.
Es el "para qué" nace un nuevo miembro en la familia. Qué se espera de él o ella. Tiene costos y beneficios para el receptor.
La utilidad de esta dinámica para el clan suele ser consumar algo que no fue logrado antes, compensar algún conflicto, o bien evitar la reiteración de algún incidente que ocurrió con anterioridad en la genealogía: garantizar el bienestar y la supervivencia del individuo y del grupo.

Ejemplo: padre que no logró progresar por contemplar demasiado su pasado – hijo con programa de tortícolis recurrente (cada vez que duda no puede volverse hacia atrás).
Ejemplo: un ancestro murió trágicamente por caer desde cierta altura – descendientes con vértigo.
Ejemplo: madre que desea una hija para que la acompañe en su vejez – hija que no logra independizarse, formar su propia familia. Posible nombre: María Alejandra. Soledad. Consuelo.
Ejemplo: un hijo ahogado – descendientes con fobia al agua.
Ejemplo: madre preocupada por el bienestar de su bebé en gestación – hijo con hiperactividad.
Ejemplo: persona que sufre presa de la opresión – sucesores con claustrofobia o asma.
Ejemplo: ancestros muy humildes, pobres – sucesores con dificultad para progresar económicamente en la vida.
Ejemplo: familia que vive muchas injusticias - en generaciones posteriores se elige como nombre para un hijo: Justo o Augusto.
Casos así son conocidos como compensaciones o reparaciones:
Ejemplos: en clanes donde hubo muertes por carencia de atención sanitaria: aparecen médicos. Donde hubo analfabetismo: docentes. Donde hubo estafas: abogados, contadores, escribanos. Donde faltó libertad de expresión: artistas. Víctimas de delincuencia atraerán policías, militares. Por el contrario, víctimas de abusos por parte de las leyes harán emerger delincuencia en el clan (hay que romper la ley). Sumisos atraerán rebeldes.
Si hubo abortos culposos, pueden perderse embarazos o niños pequeños (ofrendas de reparación).
Si hubo bebés fallecidos aparecerán nombres como: Renato, Giselle (la que yace), Ángel, Aparicio, Natalio.
Del mismo modo que sucede con el metabolismo celular en nuestro cuerpo: la vida siempre busca equilibrar, reparar, compensar, sanar y emerger. Crecer y desarrollarse. Siempre detrás de todo esto esta la vida tratando de preservarse en formas más o menos evidentes.

Las lealtades:

Heredamos básicamente dos cosas: lo logrado y lo pendiente.
Debemos considerar lo pendiente como el precio simbólico por nacer: por ser recibidos en el clan. El motivo de contratar a un nuevo empleado en la empresa: nacemos gracias a que hay pendientes.

¿Por qué se forman las lealtades?

Por supervivencia: el ser humano es un ser social: necesita de otros para sobrevivir: el recién nacido no sobrevive solo en la especie humana. Necesita cuidado, protección y nutrición. Necesita amor y contención.
Para ello tiene que pertenecer a un clan: ser visto, reconocido > ser amado, aceptado, integrado y así se asegura ser protegido, cuidado, nutrido: tener amparo.
El derecho de pertenencia al clan, su aceptación e integración al grupo se relaciona en gran medida con su intento de resolver conflictos pendientes a nivel del grupo: su aporte. Lo que viene a hacer en el clan es su garantía de aceptación, de pertenencia. Su permiso de llegada. Asume entonces algunos conflictos pendientes que están almacenados en una especie de "inconsciente colectivo" propio de cada familia.

Necesidad de pertenencia a un clan: un asunto de supervivencia:
He aquí uno de los puntos más notorios en la gran necesidad de afecto y atención que tenemos los seres humanos, y nuestra necesidad de pertenencia a grupos, clubes, partidos, sociedades.

¿Cómo se reconoce una lealtad?

Fundamentalmente a través de las simetrías entre nombres, fechas, posición (orden de nacimiento) y género.

– Nombres: parecidos o iguales, en todo o en parte.
– Fechas: cercanas en día y mes, con una tolerancia de hasta +/- 10 días y mediante la aplicación de ciertos cálculos específicos y comparaciones entre: la fecha de nacimiento, de concepción, de defunción (si aplica) y una fecha matemática llamada Punto Y.
– Posición: mismo orden de nacimiento. (En Psicogenealogía se distinguen 4 posiciones llamadas simbólicamente: hijo del padre; de la madre; de la pareja y de la familia.)
– Género: personas del mismo género.

Cuanto más concordancia, más intensa será la lealtad.
Ejemplo: abuela y nieta con el mismo nombre - la nieta es "la madre" de su propia madre.
Ejemplo: quien nace sobre la fecha de fallecimiento de un ancestro - no logra vivir su propia vida plenamente pues el clan lo considera una "resurrección simbólica" y espera de él lo que esperaba del difunto.

Los padres:

Para nacer y permanecer en un clan, el recién llegado sabe naturalmente que tiene que mostrarse válido, ser útil, necesario en lo posible y quizás, "indispensable". Así aseguraría su supervivencia: obtendría alimento y protección de su clan: lo que provee papá (papa: comida) y mamá (mamar).
Función natural del padre: provisión y protección. Provee.
Función natural de la madre: alimentación, cuidado y contención. Administra.

¿Los nombres condicionan?

Todo existe por algo, todo tiene un sentido. El sentido es previo a la cosa; es lo que le da origen y razón de ser.
El nombre es la identidad: describe la entidad.
Denominamos para reconocer las cosas y sus funciones. El nombre describe el sentido de la cosa, lo que la cosa es y lo que se espera que haga.
Los nombres no determinan, pero ejercen una fuerte influencia desde lo inconsciente.

¿Para qué se dispara la enfermedad?

En caso de un shock, de un acontecimiento inmanejable, de un sobre estrés, el cerebro reptiliano (supervivencia) activa un programa especial de emergencia llamado habitualmente enfermedad.
Lo hace para salvar algo concreto y/o para reducir la pérdida masiva de energía vital y evitar así la muerte inminente por causa de agotamiento o de distracción. Este proceso es inconsciente, y tiene prioridad sobre los otros sistemas (más allá de lo que se sienta o piense al respecto, el proceso se dispara).

¿Por qué agotamiento o distracción?

Son dos de las tres causas de muerte que el cerebro reconoce estadísticamente; las dos que puede intentar evitar:

– Muerte natural: el momento "previsto y aceptado" biológicamente.
– Por agotamiento: cuando no hay más fuerzas para huir o defenderse.
– Por distracción: la falta de atención impide vigilar adecuadamente.

¿Y las causas conocidas de muerte?

Los últimos miles de años de desarrollo humano no son nada en comparación con la estadística biológica de unos 4,54 mil millones de años: representaría menos de 2 segundos frente a un reloj de 12 horas.

¿Por qué se dispara la enfermedad?

Porque se considera una solución eficaz para sobrellevar o compensar rápidamente:

– Un shock muy intenso
– Un estrés recurrente o sostenido en el tiempo
– Un conflicto inesperado (no hay oportunidad de preparación previa)
– Vivido en soledad, en aislación, con rumiación
– Que permanece sin que se encuentre una solución satisfactoria
– Vivido en forma dramática, donde la emoción es muy intensa y avasalla a la razón

La enfermedad es entonces una solución de emergencia. La enfermedad trata de decirnos algo que no hemos notado o logrado resolver satisfactoriamente, y que consume demasiada energía vital, poniendo en riesgo la vida.

¿Qué define el tipo de enfermedad que se desarrolla?

Nuevamente la sabiduría de la naturaleza, en una relación muy precisa, resumiendo:
Los primeros organismos vivientes eran básicamente un conjunto de órganos vitales. Luego aparecieron las membranas de protección y recubrimiento (meninge, pleura, peritoneo, pericardio). Después se formaron las estructuras de movilidad (huesos, cartílagos, músculos, tendones) y finalmente los órganos de los sentidos y la piel.
Los conflictos tienen su origen en alguna necesidad básica no satisfecha de alimentación, reproducción, defensa del territorio, valorización, comunicación, identidad o pertenencia. Estos conflictos biológicos arcaicos responden a cuatro necesidades básicas: sobrevivir, protegerse, desplazarse y comunicarse.
Sucintamente:

– Los conflictos de orden vital afectarán órganos vitales
– Los conflictos de protección, membranas de protección
– Los conflictos de desplazamiento y movimiento o estructura: partes relativas al movimiento y la estructura; sistema motriz
– Los conflictos de relacionamiento, comunicación y contacto: órganos de los sentidos: ojos, oído, piel, etc.

Ejemplo: Esto no me lo trago – patología del esófago
Ejemplo: Esto no puedo dejarlo pasar – intestino delgado
Ejemplo: separación traumática de una pareja tomando té de limón – posterior alergia al limón
Ejemplo: no deseo ver esa persona que ha llegado a vivir a casa – cataratas

Ejemplo especial de funcionamiento de los programas inconscientes de supervivencia:
Tipos de parto: reproducimos en la vida lo que sabemos que ha funcionado bien estadísticamente:

– Parto adelantado: tiende a adelantarse
– Parto demorado: tiende a atrasarse
– Cesárea: sabe que algo le ayudará; a la vez vive la experiencia del mundo como invasiva
– Fórceps: se siente forzado, hostilizado; vive la experiencia del mundo como trabajosa

Desde el grupo familiar, ¿qué puede disparar una enfermedad?

– Abusos, ataques, actos violentos
– Personas excluidas, abandonadas u olvidadas
– Incestos (reales o simbólicos: ej.: mismo nombre de un progenitor o antepasado)
– Injusticias
– Lealtades inconscientes: simetrías
– Muertes injustificadas o injustificables (bebés, niños, adultos sanos; fallecimientos inesperados)
– Duelos o conflictos bloqueados (para todo tipo de traumas)
– Especialmente los secretos y asuntos no expresados dentro del clan: el problema es siempre lo que no se ve

¿Cómo es un conflicto bloqueado?

Un proceso estancado en alguna de las etapas del duelo:

– Negación / regateo
– Ira / enojo
– Dolor, sufrimiento (dolor permanente)
– Elaboración / Comprensión / Entendimiento / Resolución
– Aceptación / Solución / Integración

¿Cómo de desprograman?

Las enfermedades y dolencias pueden ser resueltas, decodificadas, desprogramadas con la intervención de la conciencia.

– Primero se necesita tomar conciencia (iluminar): llevar los aspectos inconscientes a la conciencia. Buscar lo menos evidente
– Comprender el sentido de la dolencia: ¿qué expresa? ¿Qué resuelve? ¿Para qué sirve? ¿Qué obtengo, o qué cambia en mi vida a partir de esa situación? Para ello es necesario dejar de ver la enfermedad como un enemigo...
Podemos ver muchas cosas, pero elegimos qué mirar.
– Eliminar las trampas:
Exageraciones y generalizaciones: ¡me duele todo!
– Expresar claramente las emociones y los sentimientos derivados: higiene emocional como un hábito (prevención)
– Integrar y reconocer los hechos
– Atravesar todas las etapas de los duelos pendientes
– Hallar soluciones favorables a los conflictos (reales o simbólicas)

Es menos amarga la hiel de la conciencia que la miel de la ignorancia.

El paradigma de la enfermedad pasa a ser:

Vida:
Suceso > Enfermedad > Síntoma > Trabajo de exploración sobre el suceso, en lugar del síntoma. El síntoma orienta la búsqueda del conflicto programante.
Interviniendo directamente sobre el síntoma puede resultar más difícil lograr una cura sobre ciertas dolencias (el origen permanece, y se esta atacando la solución de emergencia). Muchas veces el conflicto reaparece en un escenario diferente.

Ejemplo: las metástasis: cáncer de estómago: metástasis pulmón (miedo vital) – intestinal (no se puede asimilar) – hepática (produce enojo, ira).

¿Lo que cura es la toma de conciencia?

El hielo que permanecía oculto bajo el agua fría se derrite al ser expuesto al sol, de igual modo el conflicto iluminado por la conciencia cede al ser revelado.
Si en algún momento el circuito cerebral de supervivencia detecta que el conflicto ha sido resuelto, puede retirar la solución especial automáticamente: el programa de supervivencia (la enfermedad) que compensaba el gran estrés.

Resumiendo: fundamentalmente se trata de tomar conciencia del sentido de la dolencia, enfermedad, hecho o situación (postura constructiva) para salir del bloqueo del conflicto; de hallar el shock que es el origen de la enfermedad y buscar algún tipo de solución favorable; aliviar y disolver el estrés que se produjo. Comunicarle al inconsciente que la conciencia ha tomado parte activa en la resolución del trauma.

¿Cómo se puede lograr?

Es importante que la dolencia no sea una papa caliente (que pase de generación en generación, o de la conciencia al inconsciente).
A nivel del grupo familiar, las claves se encuentran en el árbol genealógico, en los nombres, en las historias familiares... Hay que integrar y honrar el pasado para generar un buen futuro.
A nivel individual se puede trabajar mediante actos simbólicos (aprovechando la indiferencia entre real, virtual, simbólico e imaginario: si se hace algo simbólico acertadamente, es posible que el inconsciente lo acepte como real).

Opciones:
– Realizar el árbol genealógico para buscar simetrías (y hacerlas conscientes)
– Expresar lo no expresado, decir lo no dicho, desocultar lo oculto
– Incluir al excluido. Reconocer al olvidado
– Reconocer y honrar a todos los ancestros (que son nuestro origen)
– Aceptar el principio de realidad: todo es como es
– Hacer foco en la gratitud, en la vida, en la experiencia como tal

La sanación acontece al comprender, al ordenar para poder comprender, al curar a través de expresar y de poner orden donde faltaba. Fundamentalmente todo es un asunto de la libre y fluida circulación de la vida. En uno mismo, en la familia, en las relaciones, en los demás...

Todo es vida (sin la vida, nada tendría sentido).
La vida tiende al orden (se organiza, se ordena).
Para sanar hay que buscar el bloqueo > el orden se reestablece; la vida se desbloquea y recupera su natural fluir.

Padecer una enfermedad es una posibilidad; permanecer en ese estado una elección.

Entender la razón de la enfermedad: ¡sanar a través de la conciencia!
La enfermedad es reveladora, y ayuda a sanar mucho más que el cuerpo físico...

La mayor enfermedad del mundo es el egoísmo. La indiferencia, la envidia, la ira, el odio, el rencor, la avaricia, el miedo...
La cura: la conciencia de colectividad, la integración, el dialogo, el perdón, la expresión genuina, el amor...



Somos cada día más personas concientes de estas posibilidades.
La humanidad es un colectivo. Podemos hacer un mundo mejor, si nos ocupamos tan solo de mejorar cada uno de nosotros... de cambiar apenas un poco cada día; así como al respirar cada uno de nuestros ~7.560 litros diarios de aire, también cambiamos.

Hay escuelas y universidades de las más diversas especialidades. Hagamos escuelas que enseñen valores humanos, que enseñen a vivir, que enseñen a amar.
Todos nosotros tenemos todos los días nuevamente la grandiosa oportunidad de dignificar el significado de Ser humano.

Lo expuesto es una síntesis que procede de varias fuentes, principalmente:
GNM (Ryke G. Hamer)
Psicogenealogía (Anne A. Schützenberger)
PNL (Richard Bandler, John Grinder)
Hipnosis Ericksoniana (Milton H. Erickson)
Constelaciones familiares (Bert Hellinger)
Y de mi experiencia personal como consultor e investigador, especialmente de un trabajo de síntesis que he llamado BioForma.

Otras fuentes: Biología total, Biodecodificación, Metagenealogía
Otros autores: Didier Dumas, Marc Fréchet, Salomón Sellam, Gérard Athias, Olivier Soulié, Alejandro Jodorowsky





Por: Lauro Alonso - www.lauroalonso.com
Última actualización de este documento: 18 de noviembre de 2013 - 1.0